Menu

Lanzarote contará con un protocolo de vigilancia frente a mosquitos transmisores de enfermedades

Lanzarote contará con un protocolo de vigilancia frente a mosquitos transmisores de enfermedades

 

A partir de septiembre estará en marcha este nuevo sistema de protección  que controla de forma rápida y eficaz cualquier amenaza

 


 

El consejero de Sanidad y Bienestar Social del Cabildo de Lanzarote, Marciano Acuña, y el director de la Fundación Canaria para el Control de las Enfermedades Tropicales, Basilio Valladares, firmaron un convenio de colaboración que permitirá a la isla contar desde el próximo mes de septiembre con un protocolo de vigilancia frente a la posible entrada de mosquitos transmisores de enfermedades a través del Aeropuerto de Lanzarote y el Puerto de Arrecife. Mediante el citado convenio, de un año de duración, el Cabildo subvencionará la aplicación del proyecto de investigación -pionero en España- que lleva a cabo el Instituto Universitario de Enfermedades Tropicales y Salud Pública de Canarias para la vigilancia entomológica del mosquito aedes aegypti, transmisor de la enfermedad del dengue, lo que permitirá detectar a través de la instalación de trampas tanto la posible presencia de este mosquito en la isla como de otros transmisores de otro tipo de enfermedades.

Marciano Acuña resaltó “la importancia que tiene para una isla eminentemente turística como Lanzarote la aplicación de este protocolo preventivo de interés insular, porque permitirá controlar de forma rápida y eficaz cualquier tipo de amenaza, frente a lo sucedido por ejemplo en Madeira donde a pesar de que en 2004 se detectó la presencia de dicho mosquito, no se actuó, lo que provocó brotes de dengue en 2012”. 

El consejero aludió a la “falsa noticia difundida en las redes sociales de que se había detectado en Tenerife una epidemia de dengue” y agradeció la presencia de Valladares “para que dé tranquilidad a la población ante esa falsa alarma”. En este sentido, el director de la citada Fundación señaló que “es biológicamente imposible que llegue una nube de mosquitos a Canarias procedente de África, puesto que sólo tienen la capacidad de volar entre 20 y 30 metros”, y añadió que “vamos a denunciar a quien ha cometido con mala intención esta irresponsabilidad que provocó el colapso del 112 y de los hospitales de Tenerife, pues eso sí que es un peligro para la población”.  Valladares explicó que a través del protocolo preventivo “se recogerán muestras, dos o tres veces al mes, lo que permitirá analizar riesgos y realizar mapas predictivos que remitiremos al Ministerio de Sanidad cuando nos lo solicite, cumpliendo así con el Reglamento Sanitario Internacional”. Justificó su aplicación en que recientemente se han detectado enfermedades en países donde los mosquitos transmisores “nunca habían estado, y lo que hay que conseguir es que en Canarias continuemos exentos de esas enfermedades, erradicadas en el Archipiélago en la década de los 40 de pasado siglo”.

Tanto Acuña como Valladares agradecieron a la Dirección General de Salud Pública del Gobierno de Canarias “haber tomado cartas en este asunto”, en colaboración con la Fundación, los Cabildos y la compañía aérea Binter, que financia el traslado de los investigadores entre las islas. En este sentido, el consejero señaló que “aunque sea una competencia del Ministerio de Sanidad, el Cabildo ha querido participar en este proyecto porque nuestra obligación es proteger a la población, y a partir de ahora contaremos con un nivel de protección ante este tipo de enfermedades que hasta ahora no teníamos”.

Por su parte, Valladares reveló que el Ministerio de Sanidad ha solicitado la documentación de este pionero protocolo para hacerlo llegar al resto de Comunidades Autónomas, y que en el proyecto de investigación también participan de forma coordinada el Instituto de Salud Carlos III de Madrid, adscrito al Ministerio de Economía y Competitividad y considerado el principal organismo público de investigación biomédica en España, y la Universidad de Zaragoza.

 

subir