Menu

Las Cámaras de Comercio Canarias ayudarán a los menores de 25 años.

  • Por  Redacción
Las Cámaras de Comercio Canarias ayudarán a los menores de 25 años.

Las Cámaras de Comercio Canarias ayudarán a los menores de 25 años a encontrar un empleo o crear una empresa

 


 

Las Cámaras de Comercio de Canarias ponen en marcha el Programa Integral de Cualificación y Empleo (PICE) con el apoyo del Ministerio de Empleo y Seguridad Social. Durante cuatro meses estas instituciones se convertirán en el hermano mayor de estos chicos – unos 5.000 jóvenes menores de 25 años- a los que orientará, formará y cualificará, además de conseguirles prácticas en empresas, que se comprometan con el empleo juvenil y a las que incentivará también con ayudas económicas de hasta 1.500 euros.

 

El PICE no sólo trata de facilitar la transición a un empleo de los jóvenes, sino también detectar y fomentar el espíritu emprendedor. En este sentido, los jóvenes canarios que pongan en marcha una empresa recibirán una ayuda económica en torno a los 1.800 euros.

 

Canarias 6/02/2015.- Conseguir un trabajo para más de 5.000 jóvenes canarios de entre 16 y 24 años o ayudarles con 1.800 euros a poner en marcha su propia empresa es el objetivo que se han marcado las Cámaras de Comercio de Canarias. Durante cuatro meses estas instituciones se convertirán en el hermano mayor de estos chicos a los que orientará, formará y cualificará, además de conseguirles prácticas en empresas, que se comprometan con el empleo juvenil y a las que incentivará también con ayudas económicas de hasta 1.500 euros.

 

El PICE no sólo trata de facilitar la transición a un empleo de los jóvenes, sino también detectar y fomentar el espíritu emprendedor. En este sentido, los chicos y chicas que muestren capacidad e interés por convertirse en empresarios, recibirán la formación, el asesoramiento y el apoyo del personal de los Servicios de Creación de Empresas de las Cámaras de Comercio de Canarias, así como una ayuda económica en torno a los 1.800 euros, una vez que se materialice la idea de negocio.

 

Este programa de carácter gratuito, forma parte del Sistema Nacional de Garantía Juvenil, y va dirigido a jóvenes que han abandonado sus estudios o han concluido su formación y que, en la actualidad, no están trabajando ni estudiando ni recibiendo ningún tipo de curso de formación. En el caso de personas con un grado de discapacidad igual o superior al 33% la edad se eleva hasta los 30 años.

 

Datos:

 

Desde que empezó la crisis, el paro juvenil (16 a 24 años) se ha duplicado en las Islas. En 2007 había 23.100 chicos desempleados; hoy son 56.000. La cifra solo incluye la población activa, es decir, el porcentaje no representa a los jóvenes que estudian o no buscan empleo. Canarias: es la segunda comunidad con más paro juvenil solo superada por Andalucía.

 

Los jóvenes que quieran participar en el PICE podrán inscribirse acudiendo a las Cámaras de Comercio o informarse en www.empleoygarantiajuvenil.es. A partir de ese momento, estas instituciones se convertirán en una especie de hermano mayor que guiará durante un promedio de cuatro meses todos los pasos del joven participante hasta lograr su incorporación en el mercado laboral.

 

De esta manera, un orientador laboral se hace cargo de la formación, cualificación e inserción del joven. Analiza sus competencias, intereses y grado de cualificación y elabora un perfil profesional, derivándolo posteriormente a uno de los tres programas que componen el itinerario formativo del PICE: Capacitación, Movilidad y Dual. Cada programa está diseñado para dar respuesta a diferentes perfiles laborales, niveles de capacitación y competencias.

  

Un programa a medida de cada perfil profesional:

 

Bajo el paraguas del PICE, las Cámaras han diseñado tres planes específicos con el objetivo de responder de forma individualizada a los distintos perfiles, cualificaciones e intereses de los jóvenes canarios. Dentro del plan de Capacitación, los jóvenes reciben formación presencial en competencias digitales y nuevas tecnologías, idiomas, habilidades sociales y técnicas para desenvolverse en el mundo de la empresa. También pueden obtener formación en “Certificados de Profesionalidad”, cualificando oficialmente a los jóvenes que carecen de formación específica para el desarrollo de una profesión.

 

En este plan, las acciones de inserción laboral que contempla son la de formación a medida en el nicho de empleo, visita a empresas para que el alumno conozca de primera mano el funcionamiento real de una empresa y los diferentes puestos de trabajo o prácticas no laborales, pensadas para los jóvenes con menos experiencia laboral. En el caso de los jóvenes que tengan un espíritu emprendedor tendrán la oportunidad de desarrollar un proyecto de empresa, para ello el alumno recibirá formación y apoyo económico para iniciar su negocio.

 

subir