Menu

Violencia de control en las parejas adolescentes

El 10,1 % de los jóvenes ha sido víctima de conductas de control en sus relaciones de pareja, según la investigación realizada por el Observatorio Social de la Fundación "la Caixa"

 

 

Redacción/Fotos: Cedidas

 

El artículo liderado por los investigadores Noemí Pereda, Marta Codina y Diego A. Díaz-Faes, de la Universitat de Barcelona, no solo aborda la violencia en parejas adolescentes desde la perspectiva de las víctimas, sino que también estudia la posición de los que la ejercen en sus relaciones. Para ello se han analizado las respuestas de una muestra representativa de 4.004 jóvenes escolarizados, de los cuales el 51,2 % son chicas; el 46,2 % chicos y el 0,9 % se identificaron como otros.


«La tasa de conductas de control que se ha obtenido en el estudio es muy similar a la encontrada en otros estudios nacionales previos e incluso en otros estudios europeos: dichas conductas afectan a 1 de cada 10 jóvenes españoles. Esta forma de violencia vinculada a las conductas de control se encuentra muy relacionada con una visión muy tradicional y patriarcal de lo que se supone que es el amor romántico, un modelo de relación en el que se interpreta el control como interés y respeto por la pareja», señala Noemí Pereda, coautora del estudio.

 

Los resultados del artículo también constatan que el 13,6 % de los jóvenes ha sido víctima de algún tipo de violencia en sus relaciones sentimentales, mientras que el 4,8 % reconoce haberla ejercido contra su pareja, siendo la violencia de control la más común desde ambas perspectivas (el 3 %).

 

«Cabe tener en cuenta que, en muchos casos, estas relaciones en las que ambos, chicos y chicas —como se ha observado—, reportan que controlan a sus parejas son temporales y el modelo del amor romántico desaparece con el paso del tiempo y nuevas relaciones. Sin embargo, en algunos casos esta conducta de control puede escalar a otras formas de violencia más graves, como la violencia física o la sexual, por lo que debemos incidir a través de la educación sobre estas concepciones dañinas de las relaciones y el amor que coartan la libertad de los jóvenes y los instan a seguir un modelo de violencia», puntualiza la investigadora.

 

Analizando la tasa de perpetración de violencia de control por sexos, el 4,2 % son chicas y el 1,9 % son chicos. El artículo revela que, si bien las chicas encuestadas reportan una mayor tasa como víctimas de conductas de control, también indican que controlan a sus parejas en mayor medida. «Este resultado, que puede parecer contradictorio, se encuentra en otros trabajos previos y tiene su explicación en el modelo educativo que ha primado en los últimos años respecto a la violencia en las parejas adolescentes y que ha generado que muchas chicas sean más sensibles a reportar estas conductas», explica Pereda, coautora del estudio. Y añade: «Sin embargo, es probable que los chicos reporten menos sus conductas de perpetración a causa del mayor rechazo social que reciben cuando dicen cometerlas».

 


Las chicas experimentan más victimización

 

Los investigadores concluyen que, aunque la evaluación de la violencia en las relaciones de pareja entre adolescentes es compleja, los resultados corroboran que la tasa de victimización entre los adolescentes es elevada, sobre todo entre las chicas. Por lo que respecta a la perpetración por tipo de violencia, los resultados muestran que la violencia de control es la más prevalente en ambos sexos. «Sea como fuere, es importante tener en cuenta que la adolescencia es el período vital en el que las conductas antisociales son más comunes en ambos sexos, chicos y chicas, y se considera la etapa más homogénea entre géneros en este sentido.

 

Así, la violencia bidireccional en las parejas adolescentes es proporcionalmente más común que en las parejas adultas estables, pero no tiene por qué cronificarse ni llegar a etapas posteriores del desarrollo. Se trata de un fenómeno particular en un grupo de edad concreto y por ello requiere marcos de prevención e intervención adecuados a las características de esta etapa», concluye la investigadora.

 


España, a la cabeza en investigación

 

El informe «Violencia en las relaciones de pareja entre adolescentes» es el resultado de un proyecto seleccionado en la Social Research Call 2021 del Observatorio Social de la Fundación "la Caixa". En él, los investigadores destacan que España es el país en el que se ha publicado la mayoría de los estudios sobre violencia en las relaciones adolescentes, seguido a gran distancia por Alemania y Reino Unido. Esto revela una agenda de investigación sistemática y, a su vez, explica por qué se presentan cifras de victimización y perpetración más elevadas.

 

Este artículo es un extracto de un trabajo de investigación más extenso, cuyos resultados se conocerán próximamente. El estudio ha recibido el apoyo oficial del Ministerio de Derechos Sociales, Consumo y Agenda 2030, la Junta de Castilla y León, la Junta de Extremadura, la Generalitat Valenciana, el Gobierno de Canarias, UNICEF y Save the Children, entre otras entidades de atención a menores víctimas de violencia en España.

subir